Personas Mayores


 

Sin lugar a dudas, uno de los temas que en mayor medida parece preocupar al colectivo de personas mayores, es la Personas Mayores y Tiempoexpectativa de seguir acumulando años, manteniéndose en un estado de plenitud óptimo y obteniendo una satisfacción personal en el desarrollo de las actividades de la vida diaria.

En la actualidad, los años que quedan por vivir cuando una persona se jubila, son muchos más que hace tan sólo unos pocos años. Pensemos, que a principios de la década de los 70, las personas tenían la probabilidad de vivir unos 70 años, mientras que en 2014, la esperanza de vida para las mujeres se encuentra alrededor de los 85´71 años y de 80’17 años para los hombres. Esto quiere decir, que si tenemos 60 años, viviremos probablemente entre 30-35 años todavía.

Ahora bien, en algunas ocasiones, el proceso de desarrollo personal, se ve influenciado por algunas situaciones que pueden impedir queel resto de nuestra vida pueda ser lo mejor de nuestra vida. Algunas de estas situaciones pueden ser:

  • El abandono de la actividad laboral de forma brusca y sin planificar adecuadamente el futuro.
  • La aparición de algunas enfermedades de tipo crónico tales como: diabetes, hipertensión arterial, artritis y artrosis, etc…..
  • La pérdida de relaciones con las personas que nos producen satisfacción (jubilación, viudedad, traslado de los hijos/as a otras ciudades, fallecimiento de amigos, etc…)
  • Mayor dificultad para hacer frente a situaciones que pueden provocar una ansiedad elevada.
  • La necesidad de reajustar nuestras relaciones afectivo–sexuales como consecuencia del proceso de envejecimiento y de los cambios que van aconteciendo en nuestra vida.
  • La necesidad de potenciar y reafirmar nuestra estima personal. Las carencias y déficits (laborales, físicos, etc.) pueden provocar en nosotros una disminución en nuestra autoestima que podría conducir a situaciones de tristeza y depresión.

El proceso de madurar con éxito es una combinación de seguir manteniendo una autonomía y control personal tanto físico como psicológico. Madurar y por tanto crecer, también significa realizar una adaptación individual ante la aparición de determinados cambios y déficits en el organismo. Y envejecer también significa, aprender a ocupar nuestro tiempo seleccionando y optimizando actividades que sean satisfactorias. Así pues, se trataría no tanto de seguir cumpliendo años, sino de vivir el resto de nuestra vida de la mejor forma posible y con este objetivo se plantea un taller que lleva por nombre “Cómo Madurar con Éxito” y que ofrece el aprendizaje de una serie de estrategias que permitan y posibiliten conseguir dicha meta.