Programa de bienestar asistencial


Quizás el ingreso en un centro, de una persona mayor, sea el paso más difícil a dar. Ya no solo por no tener cerca a la persona querida, sino por los sentimientos que dicho proceso acarrea: ¿lo estaré haciendo bien?, el sentimiento de culpa, cómo nos juzgarán los demás, el temor a “no quedarse con el papá o la mamá en casa” etc… Para ello la figura del psicólogo como acompañante y asesor, que nos ayude a ver todo este proceso como algo normal y que se hace siempre por el bien del mayor, nos parece fundamental.

Por ello el trabajo del psicólogo en los diferentes centros, como las Residencias y Centros de día, es muy importante y cumple una función fundamental para ayudar en el proceso adaptativo de la persona mayor, conociendo cada caso y animándole a participar en el funcionamiento del centro.

Por ello nosotros, desde Psicoprojecte, podemos aportar las siguientes áreas de intervención:residencia

Atención directa. Se orienta hacia el desarrollo de habilidades, competencias y recursos que permitan a la persona mayor enfrentarse a sus problemas con mayores probabilidades de éxito.

  • Realizar la valoración psicológica y emocional del residente y elaborar el correspondiente informe psicológico.
  • Establecer los objetivos terapéuticos y evaluar los programas de psicoestimulación individual y grupal, en colaboración con el personal técnico.
  • Realizar el seguimiento de la intervención.
  • Establecer estrategias de intervención conductual y emocional con el paciente.

Dinamización comunitaria. De cara a concienciar a la comunidad y dinamizar el potencial de recursos existentes.

  • Programa de puertas abiertas.
  • Programa de animación sociocultural.

Planificación, elaboración y evaluación de programas sobre funcionamiento y mejora de protocolos de atención y otros programas. Una vez se han puesto en marcha las distintas planificaciones y programas colectivos e individuales, es necesaria su valoración para tomar decisiones al respecto, hacer cambios, mantener el programa, etc. buscando siempre la consecución efectiva de los objetivos propuestos.

  • Programa de estimulación cognitiva.
  • Programa de demencias.
  • Protocolo de depresión.
  • Protocolo de adaptación.
  • Programa de duelo.
    Etc…

Formación. Hablamos aquí de la oferta de actividades formativas dirigidas, tanto a los profesionales del entorno residencial, como a las propias familias de los usuarios de dicho centro.

personas mayores y memoria

– Programar las actividades de intervención con la familia para la aceptación y afrontamiento de la enfermedad.
– Organizar y dirigir los grupos de autoayuda y terapia familiar.
– Diseñar, colaborar y participar en los estudios de investigación que se estimen oportunos.
– Proporcionar formación e información a las familias de los usuarios y a las instituciones dentro de las materias de su competencia.

Como se puede observar, el campo de acción de un psicólogo y sus funciones asociadas en lo que a centros y residencias de personas mayores se refiere puede ser muy amplio y muy variado, pero siempre persiguiendo un objetivo común: la mejorar de la calidad de vida de los mayores y sus familias.